Foto sin dato de autor. Fuente: Fanpage de Facebook del Colectivo Sancocho

El Colectivo Editorial Sancocho surge en Uruguay en el año 2016. Su formación responde, en principio, a la búsqueda de espacios para hacer ferias por parte de editoriales artesanales y/o autodenominadas independientes. Estas editoriales comenzaron a nuclearse a partir de la Feria del Libro Independiente Autónoma (FLIA, 2006), y sus posteriores réplicas en Uruguay.

En una entrevista realizada por el sitio web de Radiopedal (Montevideo), Daniela Olivar, editora de Pez en el Hielo y una de las fundadoras de Sancocho, reflexionaba sobre el origen del nombre del colectivo, en ese entonces decía:

El nombre de colectivo alude a una suerte de deidad popular —San Cocho— que remite al guisado o comida realizada con ingredientes de fácil acceso (lo que hay en la heladera). Sin pretensiones glamurosas, esto refleja la forma de producción de los proyectos, con diferentes sazones del basto mundo artístico en la cocina de las publicaciones independientes. (Colectivos, 2018)

De lo declarado por Olivar podemos inferir que el colectivo tiene una orientación diversa o que tiende a la diversidad. Esto es quizás una característica que le permite una mayor articulación desde lo grupal. No hay un posicionamiento sobre qué es lo independiente, o sobre cómo debe trabajar una editorial para estar dentro del colectivo. Entonces, ¿cómo entender el tema de la bibliodiversidad en un colectivo de editoriales artesanales?

El lugar del público

Podemos entender el concepto de bibliodiversidad aplicado al campo editorial uruguayo como una respuesta a los fuertes procesos de globalización que se produjeron a partir de la crisis económica del año 2001-2002, estos procesos fueron análogos en Argentina y Uruguay. Esta crisis significó por un lado la clausura de editoriales de larga trayectoria en el campo (el caso de Arca y Trilce) a la vez que fue el punto de partida para que nuevos actores dieran inicio a sus proyectos.

Tomemos como ejemplo el grupo Artefato, surgido en Montevideo en el año 2001 con Martín Fernández y Leandro Costas Plá a la cabeza. El proyecto se presentaba, al menos para los lectores, como un cambio en la política cultural editorial. Los libros eran sencillos y los autores noveles, muchos de ellos editando por primera vez como Jimena Márquez o Virgina Lucas, otros, participando del movimiento aunque su lugar fuera ya legítimo, son los casos de Roberto Apratto o Eduardo Milán.

Lo diferente en este proyecto fue lo que podríamos llamar “dinámica editorial”. El libro como soporte material no representaba novedades, pero sí era una novedad que surgiese una editorial de poesía para escritores jóvenes a la salida de la crisis del 2001.

Otro de los puntos interesantes es que la editorial se ocupaba de la poesía, cuando tanto ayer como hoy, los libreros ostentaban (hoy menos) el slogan “la poesía no se vende”, con lo que podían amparar el escaso control de los costos que deparaba editar un libro de poesía. Artefato logró dar vuelta este slogan y tuvo la inteligencia de crear una ventana, una necesidad, un público donde aparentemente no lo había. Uno de sus editores, Martín Fernández, es el actual editor de Hum, editorial que revolucionó el campo editorial uruguayo a partir de su sello. Al igual que hizo con Artefato, Fernández logró encontrar la necesidad, esta vez, de un nuevo canon literario, un nuevo horizonte de expectativa.

En 1967 Jauss hablaba de “La historia literaria como desafío a la ciencia literaria”, discurso que, publicado en 1970, constituye el  manifiesto de su escuela. En este trabajo el crítico alemán señala cómo la recepción de las obras literarias ha sido un tema históricamente poco estudiado:

En el triángulo formado por autor, obra y público, este último no constituye solo la parte pasiva, un mero conjunto de reacciones, sino una fuerza histórica, creadora a su vez. La vida histórica de la obra literaria es inconcebible sin el papel activo que desempeña su destinatario

Las necesidades culturales que permitieron el desarrollo de la bibliodiversidad en Montevideo provienen de un público lector devenido en productor cultural (editores y escritores). Y, por otra parte, la relación entre las categorías de lector/público y artista/escritor pueden ser mucho más cercanas de lo que en principio pensamos.

¿Quiénes escriben y leen poesía en los años 2000 tuvieron como objetivo generar proyectos bilbiodiversos para obtener respuestas a sus necesidades culturales? ¿Fueron estos proyectos artesanales, independientes los que cambiaron las poéticas generando nuevas escrituras para los escritores y el público lector?

Sancocho: la edición como estilo de vida

El colectivo Sancocho articula una amplia variedad de editoriales, editores, y público, a la vez que es capaz de integrar lugares igual de diversos. Desde ferias barriales, congresos académicos, encuentros de poesía o ferias “oficiales” como la Feria Internacional del Libro de Montevideo, el colectivo Sancocho busca difundir sus prácticas editoriales de la misma manera que vende libros. Usualmente los editores involucrados dictan talleres de fanzine, encuadernación, realizan charlas-taller sobre literatura y edición, etc. Entonces lo que ocurre va más allá de lo político y de lo literario, se sitúa en un horizonte de práctica social donde el intercambio busca una intervención de espaldas a las lógicas del mercado editorial hegemónico.

“En contraposición a esta concentración y transnacionalización, al calor de la crisis de 2001 provocada por el agotamiento del modelo, surgen nuevas formas de acción política y cultural, constituyendo una nueva esfera pública paralela, en la que se conforman estilos de vida y sociabilidades novedosas”(Wortman, 2009 en Saferstein 186)

Esto que Wortman llama “estilos de vida y sociabilidades”, podemos traducirlo a nuestra vida cotidiana como un proceso de desacralización del libro y de las editoriales. En este punto las editoriales cartoneras en Argentina y el resto de Latinoamérica tuvieron mucho que ver, y no es raro que La Propia Cartonera haya sido una de las fundadoras del Colectivo Editorial Sancocho.

La diversidad cultural entra en la agenda social de Uruguay y es parte de lo que Maccioni-Loyber definen como el “giro cultural”. Por citar algunos ejemplos: la ley 19684, llamada Ley Integral para Personas Trans, la cual promueve el derecho individual a la identidad de género, es sólo un caso que da cuenta de una deliberada intención por parte de la agenda progresista uruguaya de instalar el tema de la diversidad cultural desde diversas áreas.

Podemos pensar la bibliodiversidad también en términos de biodiversidad, el libro como un cruce de caminos y no como producto o resultante final de ellos. El proceso editorial como una producción cultural transformadora, “que desplaza a los sujetos de los lugares de subalternidad que les habían sido asignados por el orden hegemónico, que los de-sujeta, que reconfigura nuevamente su subjetividad y la totalidad del espacio social.”(Maccioni-Loyber)

En la actualidad el Colectivo Sancocho está compuesto por: Casa de Balneario (fanzines, afiches, comic), Factor 30 (narrativa y poesía), Estampita (Música), Pez en el Hielo (narrativa y poesía), Distopía (encuadernación), Estela Editora (narrativa y poesía) y Bibliobarrio (Biblioteca y Editorial). Posteriormente se le suman Salvadora Editora (dramaturgia), La Coqueta (poesía) y Dios Dorado (poesía). El caso de La Propia Cartonera cabe aclarar que fue una de las editoriales fundadores del colectivo Sancocho, pero la misma se disolvió en el año 2019.

El Colectivo Sancocho se presenta como una integración de diversidades donde el encuentro es lo prioritario. El diálogo de los editores, y la interacción entre editores y público evoca lo que Gilles Colleu (2006) llamó “editor independiente de creación”–aquel que puede tomar decisiones editoriales innovadoras, con libertad de expresión, asumiendo riesgos a nivel editorial y financiero, y que a través del catálogo participa del debate de ideas y el desarrollo del espíritu crítico de los lectores. (Szpilbarg)

Desde este lugar es posible reencontrar el trabajo editorial desde la periferia sin la preocupación de si es independiente o no. El editor reencuentra un lugar central, perdido en la dinámica editorial neoliberal (o mejor dicho, transformado al devenir del mercado) y se convierte en un comunicador, alguien que hace partícipe a los otros de las prácticas editoriales y no solamente del producto de las mismas. Esta figura es similar a lo Sophie Noel denominó recientemente “editor independiente crítico” (2018), para hablar de aquellos editores que “dominados en el plano económico, ocupan una posición fuerte en el orden de las legitimidades del campo editorial (2018: 11).

Por lo anteriormente expuesto podemos pensar el término de blibiodiversidad como un ethos, una actitud sobre el ser, el trabajo y la vida. Un proceso capaz de redefinir nuestro rol como editores, y, como señala Jauss, poner nuevamente el foco en el público, una parte integral y constituyente del trabajo editorial.

Bibliografía

COLECTIVOS PODCASTS. (23/06/18) Un santo independiente y popular, entrevista al Colectivo Editorial Sancocho.

Colleu, Gilles 2008 La edición independiente como herramienta protagónica de la bibliodiversidad (Buenos Aires: La Marca).

Maccioni Laura y Loyber, Gabriel Loyber. 2015 “Redes colaborativas entre colectivos culturales y redefinición de la comunidad: el caso de la lucha por la derogación del Código de Faltas en Argentina”. (Conicet digital).

Mihal, Ivana. “Actores y procesos en la gestión de la bibliodiversidad”. 2013. (Conicet digital)

Noel, Sophie 2018 La edición independiente crítica. (Córdoba: EDUVIM)

Saferstein, Ezequiel Andrés 2012 La Feria del Libro Independiente y Autónoma (FLIA) en Buenos Aires. Tres ejes para su abordaje (Buenos Aires: Instituto de Investigaciones Gino Germani, Facultad de Ciencias Sociales, UBA).

Szpilbarg, Daniela (2019) “La edición independiente y el problema de la bibliodiversidad: autogestión editorial en América Latina” (Buenos Aires: Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires / Sholem Buenos Aires).

Winik, M. y Reck, M. 2012 “Un posible final para un certero inicio: acerca de los nuevos desafíos de las editoriales independientes” en Actas del Primer Coloquio Argentino de Estudios sobre el Libro y la Edición, 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre de 2012, La Plata, Argentina (La Plata: UNLP-FAHCE).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s